¡Bienvenidos a la era del plástico inteligente!

Algunos ven el plástico como una amenaza, como una invasión; pero lo cierto es que es uno de los materiales más utilizados de la Tierra por una razón: sus propiedades. Ningún otro material lo puede igualar en este sentido, especialmente para ciertas aplicaciones.

Flexible, impermeable, imprimible, inocuo, liviano, subproducto del petróleo, longevo.

La longevidad del plástico es su propiedad más difícil de manejar, gracias a la forma en que se ha tratado este material, se ha ido acumulando en nuestro planeta desde 1950.

El plástico oxobiodegradable es la solución para poder utilizarlo de manera sostenible y lograr su reintegración a la naturaleza de una manera totalmente inofensiva.

Es el mismo plástico, con las mismas propiedades y características, pero con una agregada: el d2w, un aditivo que se incluyó en su formulación durante la manufactura y estuvo latente durante su vida útil, entrará en acción a fragmentar las moléculas de carbono que forman el polímero. Esto sucede progresivamente hasta que éstas sean tan pequeñas que dejan de ser plástico y se convierten en alimento para microorganismos y bacterias. Así terminan el proceso de biodegradación de manera natural y reintegran lo que una vez fue plástico, a la naturaleza en forma de agua, biomasa y dióxido de carbono (en muy pequeñas cantidades para no aportar a los gases invernadero).

El d2w es la tecnología que controla la vida útil del plástico

Es un Logo-d2w-verde-peqaditivo que se agrega durante la producción del plástico y se queda latente en la composición de cualquier producto, para que pueda ser usado por un periodo de tiempo preestablecido, y luego entra en acción a oxobiodegradarlo.

d2w y el logo de la gota son marcas registradas e internacionalmente reconocidas para identificar una amplia gama de productos plásticos flexibles y semi-rígidos totalmente oxobiodegradables.

¡Así que cuando veas la “gotita” en algún producto plástico, ya sabés qué significa!